DISCURSO DE TOMA DE PROTESTA DEL DR. JOSE ANTONIO SORIANO SÁNCHEZ COMO PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN LATINOAMERICANA DE SOCIEDADES DE NEUROCIRUGIA (FLANC) DURANTE LA REUNIÓN VIRTUAL DEL COMITÉ EJECUTIVO DEL DIA 28 DE NOVIEMBRE DEL AÑO 2020

Honorables miembros del Comité Ejecutivo de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Neurocirugía FLANC

Sociedades Nacionales de Neurocirugía miembros, pilares económicos e inagotables fuentes de recursos científicos de la FLANC, representadas por sus respectivos Señores Presidentes en muestra de liderazgo y democracia o de sus Señores Delegados.

Presidentes Honorarios, Maestros, Fundadores, testigos y a la vez riqueza histórica de nuestra Federación.

Miembros del Comité Administrativo, personajes premiados y privilegiados por el ejercicio Democrático de nuestra Federación y depositarios temporales de la confianza para la buena Administración de nuestros recursos.

En mi hogar aprendí que el valor de la gratitud es uno de los más importantes que pueden distinguir al ser humano, por lo tanto hoy quiero iniciar agradeciendo a Dios, mi fuente de amor, paz espiritualidad y armonía, a mis hermosos Padres Don Sergio y Doña Concepcion, a mi querida Suegra, la Profesora Martha Beatriz, adultos mayores que me han regalado sin límites mucha de su sabiduría, a mis tres hijos Miroslava, Sergio y Héctor y a mis nietas y nietos Angie, Norita, Mari Jose y Jose Javier nacido en plena Pandemia, quienes han sufrido con resignación mi constante ausencia, y no dejan de deslumbrarme contagiandome siempre con su enorme entusiasmo. Agradecimiento especial a mi amada esposa Dra en Ciencias de Lo Fiscal Elizabeth, mi alma gemela, compañera eterna de vida y muchas veces mi Coach.

Mi más sincero y profundo agradecimiento a mis Profesores, que fueron capaces de señalarme él camino correcto, transmitirme el conocimiento y las habilidades necesarias que me transformaron en un Neurocirujano, cierto que con defectos y virtudes —al fin humano — pero al cabo con mucha auto conciencia, un neurocirujano de bien.

A la Sociedad Mexicana de Cirugía Neurológica, con el apoyo especial de los Doctores Mauro Loyo, Gerardo Guinto y Fernando Rueda que en conjunto con la Asociación Colombiana de Neurocirugía y en Especial del Dr Tito Perilla me dieron la orientación, el soporte y el aval para este logro.

Por supuesto, agradezco infinitamente a todos mis Colegas Latinos con los que he convivido desde tiempo atrás, que enriquecieron mi propuesta como candidato y que con su apoyo, me dieron a través de su voto electoral, la gran responsabilidad de liderear desde el puesto de Presidente por el siguiente bienio, el rumbo de esta maravillosa Federación. También agradezco a los que votaron por otra opcion, porque al hacerlo, le dieron el más alto sentido al ejercicio democrático de nuestra Institución. Recordándoles que una vez pasado dicho proceso nos conjugamos en el mismo y único rumbo: el de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Neurocirugia.

La FLANC fue fundada de hecho en 1981, aunque vale recordar que tuvo como su antecesora al COMITÉ PERMANENTE desde 1944, es una Institución con legendaria historia y gran tradición que nos afilia a las y los Neurocirujanos Latinos en torno a varios propósitos fundamentales, como son el impulso de la investigación científica, la difusión del conocimiento en Neurocirugía para beneficio de la humanidad y la generación de un vínculo sólido entre Ciencia, Humanidad y Sociedad.

La Neurocirugia es una de las especialidades más complejas de la medicina.
Hoy, más que nunca, se requieren servicios de Salud a la altura de las circunstancias, los pacientes demandan con justa razón y en muchas ocasiones con notable exigencia, servicios Neuro quirúrgicos éticos, de calidad, con sentido humano y que siguiendo los más altos estándares garanticen su seguridad y con ello la mejor oportunidad de recuperación de la salud y de una mejor calidad de vida.

Los Neurocirujanos por nuestra parte, ejercemos por amor a nuestra profesión y al prójimo y tratamos de ser la mejor respuesta a esas aspiraciones de los pacientes. De los resultados favorables obtenemos el delicioso elixir que nos produce la mayor de las satisfacciones, estimulándonos a dar lo mejor de nosotros mismos.

Circunstancias históricas extraordinarias, caracterizan éste momento, sin lugar a dudas, como único, han elevado a su máximo nuestro reto para enfrentarlas y exigen de nosotros el más alto nivel de conciencia en la búsqueda de los objetivos fundamentales. No hay lugar para mezquinos intereses personales. Estamos obligados a luchar por el interés colectivo.
La pandemia de COVID19 que azota al mundo, ha sumergido a la humanidad entera en una profunda crisis, el gremio de la neurocirugía no ha sido la excepción,. La práctica neuroquirúrgica tanto pública como privada se ha visto reducida en un 70-80% y con ello se ha visto notablemente afectado el entrenamiento quirúrgico, especialmente de los residentes de último año, el daño será incalculable en términos de calidad de atención a los pacientes, sin contar los daños a la calidad de vida de los neurocirujanos, especialmente los jóvenes por la grave disminución de sus aranceles. Dentro de esta pesadilla, muchos colegas neurocirujanos latinos, lamentablemente han perdido la vida, para ellos nuestro reconocimiento y nuestras plegarias hasta donde se encuentren y mi solicitud para que active todos los micrófonos en éste momento y ofrecerles un aplauso hasta el infinito, como un pequeño homenaje a su valiente labor, seguramente si volvieran a nacer tomarían de nuevo el riesgo por vocación y amor al prójimo.

Como consecuencia de esta pésima realidad, estamos imposibilitados para celebrar actividades presenciales, se han cancelado prácticamente todos los cursos y congresos de todas las especialidades, incluyendo las de Neurocirugía, entre ellos todos los congresos de Sociedades miembros de la FLANC y tristemente, el CLAN programado para este mes. Nos vemos obligados a mantener nuestros lazos a través de medios electrónicos, situación que ha impulsado tremendamente a todas las generaciones a una nueva forma de vida con intensas actividades on-line, aún sin legislaciones ni jurisprudencias al respecto, el mundo entero lo ha asumido como el medio lógico para mantener la comunicación y el progreso científico y social.
En una clara muestra de responsabilidad, la Federación Latinoamericana de Sociedades de Neurocirugía, ha explotado al máximo las tecnologías electrónicas para cumplir con nuestro objeto social (promocionar la neurocirugía Latina a través de cientos de cursos y congresos en línea) y las ha asumido también, de manera responsable para dar continuidad a los proyectos administrativos dentro de lo posible, prueba de ello son la pasada y la actual reuniones del comité ejecutivo y la madurez de sus miembros para adaptarse.

Dentro de éste marco contextual, en fechas recientes, nuestra Federación se ha visto flagelada por algunas situaciones a las que con dificultad se les puede poner un adjetivo, intereses personales desviados de algunos de nuestros miembros han puesto en tela de juicio la transparencia y bajo la maquiavélica sentencia de que “el fin justifica los medios” han cometido actos violatorios a nuestra fundación y a nuestros estatutos, si bien es cierto, que todos reconocemos la imperiosa necesidad de tener una personería jurídica, más imperiosa es todavía la necesidad de tener una Federación con una estructura ética, legal y transparente acorde a las mejores prácticas de Gobierno.
Errores como la falta de protocolización correcta, errores de redacción que se prestan a interpretaciones jurídicas diversas, excesos de Presidentes de comités con abuso de autoridad que se atreven a emitir comunicaciones distorsionadas y sin consenso, con lenguajes complejos poco comprensibles, vulgares y hasta ofensivos, han tenido como efecto paradójico la participación decidida de casi todas las Sociedades Miembros y la mayoría de los Presidentes honorarios, con la firme intensión de esclarecer las verdades históricas emanadas de los documentos oficiales y la búsqueda del establecimiento de unos estatutos apegados a verdad y a derecho, que satisfagan a todos los miembros del Comité Ejecutivo y han puesto de manifiesto que La FLANC, NUESTRA FLANC es una poderosa institución sostenida por sólidos pilares, difíciles de cimbrar, con un espíritu de unidad MÁS fuerte que nunca .
Queda claro que en medio de esta aparente crisis, juntos, unidos, hemos sido capaces de vislumbrar grandes oportunidades que con seguridad fortalecerán para siempre nuestra querida Federación.

Es nuestra responsabilidad como Federación, aún en tiempos de pandemia, facilitar la gestión del conocimiento y las competencias, así como promover la estandarización de los procesos, herramientas y procedimientos que fortalezcan nuestro pérfil como profesionales y eleven continuamente el nivel de la neurocirugía Latina

Para ello contamos con una riqueza que se fundamenta en la suma de nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro, así mismo somos una Federación que aquilata sin lugar a duda la importancia de cada uno de nuestros miles de miembros.

Me comprometo a trabajar arduamente para todas y todos, siempre bajo el más estricto sentido de responsabilidad y basado en ocho ejes fundamentales que de mi experiencia como Vicepresidente he asumido como prioritarios y son:
Democracia, como Instrumento que otorga el derecho de los agremiados para elegir a sus líderes.
Ética, porque es el sentido más amplio de la honestidad.
Transparencia, en un concepto, que nos permita y nos garantice el acceso a la información institucional, rindiendo cuentas ante la Sociedad en forma adecuada y sujetandonos a la evaluación continua.
Continuidad como una estrategia de aprovechamiento del producto del esfuerzo previo de nuestros colegas y la base de la superación.
La austeridad, como el camino transparente hacia el manejo óptimo de los recursos.
La excelencia, que siempre promueva la calidad superior en nuestro actuar.
La comunicación efectiva como herramienta fundamental en el arte de la convivencia
Las estrategias basadas en la evidencia, como la forma más racional para el establecimiento de programas nacionales y regionales que fortalezcan la Neurocirugia Latina.

Tenemos que reconocer que existen muchas diferencias entre todos nosotros que enriquecen dia a dia nuestro mundo pero mucho más coincidencias que se aglutinan perfectamente bien en una sola mágica palabra: Neurocirugia! me despido de ustedes, dispuesto a dar todo de mi por la unión, el engrandecimiento y el éxito de nuestra FLANC.

Deseándoles bendiciones y que sus días empiecen siempre con fe y terminen con agradecimiento, por toda la atención que me han brindado muchísimas gracias y tengan ustedes un excelente dia.

José Antonio Soriano-Sánchez (México)
PRESIDENTE FLANC 2020-2022